domingo, 22 de octubre de 2017






Es una biotecnología que utiliza la lombriz Roja de California para reciclar todo tipo de materia orgánica transformándola en humus y aprovechando al mismo tiempo la misma lombriz para múltiples usos: en vivo, para cebo de pesca y al ser tan rica en proteínas, como alimento para pollitos de todas clases (perdiz, codorniz, faisán, etc.) y en harina para mezclar con el pienso para peces, tanto de peceras domésticas como piscifactorías.

La lombricultura tiene cadia día más futuro, ya que ayuda al hombre a reciclar los restos de la mayoría de las materias orgánicas que produce tanto de origen animal como doméstico, evitando la contaminación y a la vez ayudándole en los sistemas de producción agrícola, forestal y de jardinería, poniendo a su disposición un producto totalmente ecológico y reconocido como ideal para el alimento de cualquier clase de plantas y germinación de semillas.

El humus de lombriz o lombricompuesto, es un fertilizante orgánico biorregulador y corrector de suelos que por su estabilidad no da lugar a fermentación o putrefacción. Actualmente está considerado como uno d e los alimentos más completos y de más rápida absorción por las raíces de las plantas.



Para crear una explotación de lombricultura, lo primero que necesitamos es un terreno, lo menos fértil posible para reducir su valor y con agua, dependiendo en cuanto a su extensión, la mayor o menor producción de humus que deseamos obtener.

Una vez que dispongamos del terreno, tenemos que pensar en una fuente de alimento para las lombrices, que puede ser de origen animal (estiércoles de todas clases) vegetal (restos de cosechas) o domésticos (plantas de reciclaje). La Comunidad Económica Europea está dando continuamente normas para el reciclado de desechos y aprovechamiento de los residuos orgánicos que se producen en nuestros hogares.



Para llevar correctamente una explotación de lombricultura es necesario conocer una tecnología especial que ha desarrollado nuestra empresa MANCHAVERDE S.L. con la experiencia acumulada a lo largo de los últimos veinte años, dedicados por entero a ésta actividad, llegando a ser en la actualidad nuestra instalación la mayor de Europa.

Para comenzar a desarrollar esta apasionante actividad, al principio surgen algunas cuestiones a las cuales debemos responder:



Es la principal cuestión a tener en cuenta, dependiendo de ella, enfocaremos el montaje del campo y sus técnicas y manejo más adecuado.

No es igual montar un campo para obtener únicamente humus de lombriz para consumo propio, que producir ese mismo humus para su comercialización en agricultura extensiva, intensiva, jardinería, macetas, etc. Tampoco la técnica de crianza es la misma sí lo que deseamos es obtener lombrices para cebo de pesca, alimento de piscifactorías, granjas avícolas, etc.



Una premisa importante es la cercania a la fuente de alimentación. En este caso el estiercol de las diferentes ganaderías: ovina, bovina, caballar o resto de materias orgánicas procedentes de ciudades, restos de cosechas, etc

Este capítulo tiene su importancia, puesto que tendremos que decidir con que tipo de Materia Orgánica deseamos alimentar a nuestras lombrices, ya que de ello depende la calidad del humus obtenido.



Dependiendo de los resultados que deseamos a corto, medio o largo plazo, así haremos la primera inversión, y dependiendo de ella obtendremos los primeros beneficios.

Nuestra empresa Manchaverde S.L. está en disposición de instalarle y asesorarle con total garantia si desea poner una nueva explotación, garantizándole incluso la vida de las lombrices.